Estrategias para seleccionar acciones (Informe 1)

618632

  • Comentar
  • Imprimir
  • Agregar a Favoritos

 

El presente informe, inicia una serie de 11 artículos que tienen como objetivo brindar una serie de Estrategias para seleccionar acciones

Los sucesivos informes son los siguientes:

  1. Introducción
  2. Análisis Fundamental (Fundamental Analysis)
  3. Análisis Cualitativo (Quantitative Analysis)
  4. Inversión por Valuación (Value Investing)
  5. Inversión por Crecimiento (Growth Investing)
  6. Inversión GARP (Garp Investing)
  7. Inversión por los Ingresos Income Investing)
  8. 7 Criterios: Can Slim (Can Slim)
  9. Acciones de Mayor Crecimiento del Indice Dow (Dogs of the Dow)
  10. Análisis Técnico (Technical Analysis)
  11. Conclusión

 

1.- Introducción

 

Cuando se trata de finanzas personales y ganar dinero, pocos temas son más comunes que las acciones. Es fácil entender por qué: jugar a la bolsa es emocionante. Pero en esta montaña rusa financiera, todos queremos vivir las subidas  sin las bajadas.

En este informe, se examinan algunas de las estrategias más populares para encontrar acciones buenas (o al menos evitar las malas). En otras palabras, vamos a explorar el arte de la selección de valores, la selección de títulos en función de un conjunto de criterios, con el objetivo de lograr una tasa de rendimiento que sea mayor que el promedio general del mercado.

Antes de explorar el vasto mundo de las metodologías de selección de valores, debemos abordar algunas ideas falsas. Muchos inversores nuevos en el trabajo de selección de acciones creen que hay alguna estrategia infalible que, una vez seguida, garantiza el éxito. No existe un sistema infalible para la selección de acciones. Si usted está leyendo esta guía en la búsqueda de una llave mágica para abrir la riqueza instantánea, lo sentimos, pero no conocemos de ninguna de esas claves.

Esto no significa que no pueda ampliar su riqueza a través del mercado de valores. Es simplemente mejor pensar que la selección de acciones es un arte más que una ciencia.

Hay varias razones para esto:

1. Hay muchos factores que afectan la salud de una empresa por lo que es casi imposible construir una fórmula que anticipe el éxito. Una cosa es reunir datos que se pueden trabajar, pero otra muy distinta es determinar qué números son relevantes.

2. Una gran cantidad de información es intangible y no puede ser medida. Los aspectos cuantificables de una empresa, tales como utilidades, son bastante fáciles de encontrar. Pero ¿cómo medir los factores cualitativos, como el personal de la empresa, sus ventajas competitivas, su reputación y así sucesivamente? Esta combinación de aspectos tangibles e intangibles hace que la selección de acciones sea sumamente subjetiva, e inclusive un proceso intuitivo.

3. Debido al factor humano (a menudo irracional) y los elementos inherentes a las fuerzas que mueven el mercado bursátil,  hacen que el movimiento de las  acciones no siempre  concuerden con lo que usted había pensado que iban a hacer. Las emociones pueden cambiar rápidamente y de manera impredecible. Y, por desgracia, cuando la confianza se convierte en miedo, el mercado de valores puede ser un lugar peligroso.

La conclusión es que no hay una sola manera de escoger las acciones. Mejor pensar en todas las estrategias de acciones como nada más que una aplicación de una teoría, una “mejor estimación” de la forma de invertir. A veces dos teorías aparentemente opuestas, puede tener éxito al mismo tiempo. Quizás tan importante como considerar la teoría, es determinar qué tan bien una estrategia de inversión se adapte a su punto de vista personal, el plazo, la tolerancia al riesgo y la cantidad de tiempo que quieres dedicar a la inversión y la selección de acciones.

Llegado a este punto, debe estar preguntándose  por qué la selección de acciones es tan importante. ¿Por qué preocuparse tanto? ¿Por qué pasar horas analizando? La respuesta es simple: la riqueza. Si usted se convierte en un buen analista de acciones, puede aumentar su riqueza personal de manera exponencial. Veamos Microsoft, por ejemplo. Si hubiese invertido en el lanzamiento a bolsa de Bill Gates en 1986 y sólo haber mantenido la inversión, el retorno hubiera sido de 35.000% en la primavera de 2004. En otras palabras, durante un período de 18 años, una inversión de 10.000 dólares se habría convertido en US $ 3,5 millones! (De hecho, si usted tenía esta previsión en el mercado alcista de finales de los 90, su retorno podría haber sido aún mayor.) Con rendimientos de este tipo, no es de extrañar que los inversores busquen descubrir  “el próximo Microsoft”.

Sin más preámbulos, en nuestra próxima entrega  vamos a empezar por profundizar en uno de los aspectos básicos y fundamentales de la selección de valores: el análisis fundamental, cuya teoría subyace en todas las estrategias que exploramos en este informe (con la excepción de la última sección en el análisis técnico).

Aunque hay muchas diferencias entre cada estrategia, todas se reducen a encontrar el valor de una empresa. Tenga esto en cuenta a medida que avanzamos.

Hasta la próxima.

Sin comentarios para “Estrategias para seleccionar acciones (Informe 1)”

Agregar un comentario.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.