Como Caen los Imperios y que lecciones podemos aprender

Imperios 20.03.14

  • Comentar
  • Imprimir
  • Agregar a Favoritos

La  mayoría de los inversores cree que lo peor de la crisis de la deuda de 2008  y la gran recesión que siguió – han terminado. Tambien creen  que Estados Unidos está ahora firmemente en el camino de la recuperación económica.

Mi opinión como analista es que no es nada más que un espejismo que concuerda con los lobby interesados. 
El hecho es que Estados Unidos está en declive, destinado a seguir el camino de los muchos grandes imperios que nos han precedido. Como Roma. Bizancio. Francia. España. Y Gran Bretaña.

Sin embargo, los Estados Unidos no van a desaparecer. Pero vamos a caer al segundo puesto, y en última instancia al tercero en el mundo, detrás de China y el sudeste asiático.
El  final de los Estados Unidos, no se activará por la hiperinflación… o un colapso del mercado de bonos… o una caída de la bolsa… o cualquier evento catastrófico único, como muchos pueden pensar. .

 

De hecho, la fortaleza en el mercado de valores no es debido a la economía de los EE.UU. . Tampoco es debido a la impresión de dinero, las ganancias corporativas, o cualquiera de los datos habituales.

 

Simplemente, el mercado de valores subirá y mucho más  en el largo plazo, porque:

 

A. Europa está en peores condiciones que los Estados Unidos. Y…

 

B. Las finanzas y las políticas de nuestro gobierno están no están impulsando a  los inversores al mercado de bonos soberanos EE.UU. ni a las acciones.

 

Si usted entiende estas dos tendencias, no sólo será capaz de proteger su riqueza en los próximos meses y años, también será capaz de beneficiarse. Estos conceptos, parecieran que no tienen sentido. Si Estados Unidos está en declive…¿cómo pueden las acciones subir?

 

Bueno, en realidad es simple. La mayoría de las empresas en Estados Unidos están en mejor forma financiera que nuestro propio gobierno. Por otra parte, la mayoría de las acciones líderes, actualmente, pagan la renta en la forma de dividendos o regalías .Mejor de lo que se puede conseguir en cualquier otro lugar.
Y, lo más importante, las acciones se consideran en gran medida no confiscable.

 

En su camino hacia abajo, Washington tratará de nacionalizar parte o la totalidad de sus activos de jubilación, confiscar el oro, y desde luego que gravar más y más.

 

Sin embargo, el gobierno nunca va a citar judicialmente a los accionistas de Apple. Tampoco van a confiscar las acciones de una empresa que cotiza en bolsa o nacionalizar cualquier industria. En este momento, la fuerza que está viendo en el mercado de valores es en gran parte debido a la afluencia de dinero inicial que sale de los mercados de bonos soberanos en los Estados Unidos y Europa debido a sus problemas.

 

Por no hablar de Ucrania, que en razón de su crisis está atemorizando a los tenedores de Europa del Este.
El hecho es que enormes cantidades de capital ahora ven a las acciones de Estados Unidos como un refugio seguro, y es lógico que así lo sea.

 

Pero, de nuevo, eso no significa que la economía de EE.UU. va a catapultar a un estadio superior.
No lo es.
De hecho, la historia nos dice que cuando los gobiernos e imperios comienzan a declinar, lo hacen con una velocidad aterradora.

 

17 años para el Imperio Británico…

 

11 años para los otomanos…

 

8 años para Francia…

 

2 años para la Unión Soviética…

 

En todos los casos… las personas ignoran las circunstancias, pensando que no podría suceder a ellos.

 

En todos los casos… el gobierno jura sobre una pila de Biblias que lo peor había pasado.

En todos los casos… la mayoría no se ha podido preparar para lo que venía.

Solo necesitamos mirar a Europa por los resultados trágicos, en los motines, disturbios civiles, y la depresión,  son ahora una forma de vida.

 

Los trabajos están escaseando. El ingreso personal está cayendo. Los servicios sociales se van deteriorando. El valor de la vivienda se está desplomando. La delincuencia se ha disparado.
Un récord de 28 por ciento de la gente no tienen trabajo en Grecia, y Citigroup proyecta que llegará a 32 por ciento en 2015. Para los menores de 25 años, un 61,4 por ciento están sin trabajo.
En España, la tasa de desempleo se sitúa en el 26 por ciento. Por su juventud, un abismal 54,3 por ciento.
La situación es tan mala para la juventud que en Europa la están llamando ” la generación perdida”.

 

Muchos hogares no tienen ingresos, ya que todos los miembros de la familia están sin trabajo.
Es prácticamente imposible poner en palabras la pesadilla de la pobreza, el hambre y los trabajadores desempleados sin hogar que toda Europa están sintiendo. Cuando no se puede alimentar a la familia, y no se puede encontrar trabajo, por más que nos esforcemos, se derrumba la esperanza.

 

Todo esto mientras la aristocracia europea conserva su propia riqueza mediante el saqueo de la economía, mientras recortan los salarios y los servicios sociales para la clase obrera, al mismo tiempo.

 

Es fácil de enterrar la cabeza en la arena e ignorar la situación, porque está sucediendo “en otro lugar”… Millones de personas reales, y familias reales, están sufriendo consecuencias muy reales. Muy fácilmente se llega a vivir en la desesperación total, con pocas esperanzas de tener una vida “normal”.

 

Es aún más fácil de pensar que somos inmunes, que no puede ocurrir en Estados Unidos.

 

Sin embargo, la realidad alarmante es que…

 

102 millones de estadounidenses en edad de trabajar están ahora en paro – un aumento del 36 por ciento desde el año 2000…

 

La duración media del desempleo casi se ha duplicado desde enero de 2009 – de 19,8 semanas a 37,1 semanas…

 

40 por ciento de quienes tienen la suerte de tener un trabajo ganan menos de $ 20,000 al año…

 

• 46,5 millones de estadounidenses – o 15 por ciento de la población de los EE.UU. – ahora están viviendo en la pobreza, según la Oficina del Censo de los EE.UU….

• 48 millones de estadounidenses están ahora con vales de comida, el número más alto desde que el programa comenzó en 1969…

 

Ingreso medio por hogar se ha ido reduciendo durante cinco años…

 

La tasa de propiedad de vivienda ha ido disminuyendo durante ocho años.

 

Esta es la nueva realidad.  Es por ello que cientos de otrora grandes ciudades de Estados Unidos, están decayendo. Si no ha llegado a su ciudad natal, pero sin embargo, pronto lo hará.

 

La experiencia de los países europeos muestra la velocidad cegadora en que un país puede deteriorarse una vez que pasa el punto de no retorno. El punto en el que las ilusiones de las personas – y las parodias de su gobierno – ya no pueden ocultar la verdad, y el destino se desliza por la puerta trasera.

 

Pero hay un rayo de luz en esta sombría nube de la realidad, las importantes lecciones que hay que aprender mediante el estudio de la historia de la decadencia de los imperios.

 

En primer lugar, cada vez más transacciones de pequeñas empresas pasan a la clandestinidad. Cada vez surge más el trueque. Más intentos de monedas digitales privadas como Bitcoin. Se envía dinero al mercado negro, en la mayor cantidad posible.

 

En segundo lugar, cada vez se envía más y más dinero, y activos, offshore. Sí, el dinero se coloca en alta mar, nada de oro o plata en lingotes, que tiene que ser reportado al IRS.

En la mente de la mayoría de los inversores, y es lógico, cuanto más lejos de Washington pueda llevar su dinero y  sus activos es mejor.

 

En tercer lugar, y lo más importante, que va a tener un efecto transformador en casi todos los mercados financieros.
Es decir, que va a impulsar el movimiento del capital de una manera que buscara un constante camino hacia lo  llamo ” la portabilidad y la fungibilidad. “

 

Y no sólo en cosas como el oro o la plata, o las ilustraciones, diamantes, joyería, numismática, objetos de colección y libros raros. Portabilidad puede ser también activos que se consideran no confiscables, como las acciones. Es poco probable que los planes de Washington exijan, que si tiene acciones de Apple, esta empresa le descubra los nombres de sus accionistas. 

Hay un precedente histórico para todo esto, no sólo con Roma o Bizancio, sino incluso durante la Gran Depresión en los Estados Unidos.

 

Fue cuando 17 países de Europa fracasaron y Gran Bretaña estaba perdiendo rápidamente su estatus de superpotencia. Sin embargo, entre 1932 y 1937, el promedio industrial Dow Jones subió explosivamente 387 por ciento, mientras la economía de EE.UU. se hundía en la depresión. Los precios de los diamantes, joyas y arte también subieron exponencialmente, al igual que los precios del mercado negro del oro y la plata.

 

Estamos al borde  de una repetición de ese período. La única diferencia: no se trata sólo de Europa que se desliza para abajo, los Estados Unidos está perdiendo su estatus de superpotencia en el mismo tiempo.

 

Eso significa que la eventual suba explosiva en los precios de las acciones – y las materias primas – tienen muchas posibilidades.

Todavía no estamos en ese tipo de escenario de despegue, pero cada día nos acercamos más y más a dicha posibilidad.    

Larry Edelson

moneyandmarkets.com

Sin comentarios para “Como Caen los Imperios y que lecciones podemos aprender”

Los comentarios se encuentran cerrados.