¿Porque Monsanto es un Diablo, y DuPont no?

Monsanto 28.03.14

  • Comentar
  • Imprimir
  • Agregar a Favoritos

La percepción pública de las empresas es un caso muy curioso.  Dos empresas pueden hacer muchas de las mismas cosas, y sin embargo una se llevará una cantidad mucho mayor de críticas que la otra. O, como el sitio web de Restaurantes Orgánicos  de Seattle dice: “la diferencia entre una selva tropical y una jungla es que la selva tropical tiene un agente de relaciones públicas”.

Con esta introducción, es interesante notar  que Monsanto (NYSE: MON) es una de las empresas más odiadas en el planeta, con Internet y los medios sociales siempre negativos  que declaran que es una de las peores empresas del mundo. Sin embargo, DuPont (NYSE: DD) es tan grande en  semillas modificadas genéticamente y productos químicos agrícolas como Monsanto, y persigue en gran parte las mismas políticas con respecto a la fijación de precios y observancia de la propiedad intelectual.

 

Historias desagradables similares

Uno de los conceptos que más comúnmente circulan sobre Monsanto en los medios, es que tiene una historia empresarial de importante del desarrollo de productos peligrosos. Desde sus inicios corporativos, Monsanto, efectivamente, produjo el Agente Naranja, bifenilos policlorados ( PCB), DDT, y los edulcorantes artificiales como la sacarina y el aspartamo. Aunque todavía hay un intenso debate sobre la seguridad de los edulcorantes artificiales, nadie pone en duda que el Agente Naranja, PCBs y DDT son malas noticias.

Pero echemos  un vistazo a la historia de DuPont

DuPont comenzó como un fabricante de virtual monopolio de la pólvora, haciendo dinero a manos llenas durante la Guerra Civil de los EE.UU. y luego siguió expandiéndose a otros explosivos militares . A diferencia de Alfred Nobel, quien se sentía tan lleno de culpa acerca de su invención de la dinamita y su posterior uso en la guerra, fue él que estableció los premios Nobel, la familia DuPont estaban  aparentemente más interesados ​​en la organización de matrimonios entre primos para mantener la fortuna de la familia.


DuPont también estuvo involucrado en el desarrollo de armas nucleares. Más tarde, DuPont ha desarrollado materiales sintéticos como el nylon y el poliéster. Del mismo modo, DuPont ha tenido su parte en peligrosos pesticidas, herbicidas y otros productos químicos que  incluye revestimientos como C8. Por cierto, DuPont también fabricó el Agente Naranja, el DDT y los PCB… al igual que Monsanto.

El punto es que es difícil ser un jugador importante en la industria de productos químicos y no llegar a producir un producto peligroso y / o la experiencia de un accidente industrial importante. Muchas de las empresas químicas suficientemente grandes y suficientemente tradicionales que todavía existen (incluyendo Monsanto, DuPont y Dow ( NYSE: DOW) hicieron productos como Agente Naranja, el DDT, los PCB.  Del mismo modo, los inversores y los que se interesan por el medio ambiente deben, al menos , estar tan preocupados por los insecticidas neonicotinoides  producidos por  empresas de ciencias de cultivos  como Bayer y Syngenta (NYSE: SYT ) que han sido implicadas en el trastorno del colapso que afecta a las colmenas de abejas.

Ni Monsanto ni DuPont son tímidos a la hora de prevalecer su poder o patentes

Monsanto ha sido duramente atacado por “comprar” al gobierno de EE.UU. por el gasto de millones de dólares en esfuerzos de lobbying, consiguiendo ex ejecutivos en posiciones de poder en las administraciones públicas, y hacer cumplir enérgicamente sus derechos de propiedad intelectual y patentes.

Monsanto en efecto, gastan millones en lobbying – alrededor de $ 5 millones o $ 6 millones al año por la mayoría de los informes. Pero también, DuPont invierte una cantidad similar y ambas compañías palidecen en comparación con la inversión de General Electric (NYSE: GE) con $ 21 millones, Google (Nasdaq: GOOG) con $ 18 millones, o Northrop Grumman (NYSE: NOC) a $ 17.5 en el año 2012. Asimismo, es cierto que varios ex ejecutivos de Monsanto han encontrado su camino en las administraciones presidenciales, pero también los antiguos empleados de DuPont o de otros gigantes del agronegocio como Cargill se han desempeñado en esas posiciones.

Preocupaciones similares han surgido respecto a los esfuerzos de lobby para conseguir  legislación específica sobre organismos modificados genéticamente, u organismos transgénicos (OGM). Monsanto fue identificado con frecuencia como un importante donante y partidario de los esfuerzos para derrotar la ley de etiquetado de transgénicos en California. Por lo que se sabe, Monsanto era de hecho el mayor donante a esta iniciativa con 4.2dólares – mientras que DuPont fue segundo con $ 4 millones. Otras empresas de cultivos de OGM ( Bayer , Dow y BASF ) todos aportaron entre $ 800.000 y $ 1,6 millones, mientras que las compañías de alimentos como PepsiCo ( NYSE: PEP) , Nestlé ( Nasdaq: NSRGY ) y Coca -Cola ( NYSE : KO ) contribuyeron más de $ 1 millón cada uno .

La conclusión es que no solo que solo Monsanto fue el responsable de la derrota de la iniciativa de votación y ” negar a los consumidores el derecho a elegir ” como algunos han alegado.
En cuanto a como va la situación de la PI, es cierto que Monsanto ha sido agresivo en demandar a los agricultores que han violado los términos de sus acuerdos de ventas con la empresa y retenían las semillas para plantar el próximo año. Monsanto ha tenido bastante éxito en estos juegos, ganando todo lo que fue a juicio. Pero una vez más, DuPont hace exactamente lo mismo, recientemente la contratación de ex agentes de policía para inspeccionar los campos y determinar si los agricultores están violando los términos y semillas de retención (y al parecer Syngenta ( NYSE: SYT ) y otras empresas de semillas transgénicas hacen esto también). Mientras que algunos pueden argumentar que es intrínsecamente injusto, todos estos agricultores  han firmado contratos  y acordaron respetar estas reglas.

A diferencia de DuPont, Monsanto también ha sido acusado de demandar agresivamente a los agricultores que han sufrido contaminación cruzada accidental con características de Monsanto. En realidad, no parece que Monsanto haya efectivizado  esta actitud en un grado significativo. Monsanto  han sido muy agresivo en la búsqueda de aquellos que han utilizado ilegalmente sus semillas sin pagar derechos (el caso Schmeiser en Canadá, en particular), pero no he descubierto un ejemplo de que Monsanto haya demando por contaminación accidental. De hecho, Monsanto ha sido demandado por los agricultores en varias ocasiones por este tipo de contaminación, y la Empresa ofrece generalmente eliminar cualquiera de sus semillas GM / plantas de los campos en los que no pertenecen, con cargo a la empresa.

El debate sobre si las semillas / plantas modificadas genéticamente son decidamente malas está más allá del alcance de esta nota. No estoy a favor de los cultivos pro – transgénicos, ni para defender a aquellos que argumentan que los cultivos transgénicos provocan alergias, cáncer u otros efectos negativos para la salud. Mi exposición es simplemente observar que estrictamente desde el punto de vista de la fabricación y venta de semillas transgénicas, Monsanto y DuPont están en igualdad de condiciones.

Aunque Monsanto es ampliamente considerado por tener algunos de las mejores semillas GM y  R& D en el mundo, DuPont, Syngenta, Dow, BASF y Bayer son actores importantes en este mercado. Dicho esto, DuPont y Monsanto son claramente los líderes en EE.UU. . Mientras Monsanto tiene una ligera ventaja en la cuota de mercado de maíz en EE.UU. (37 a 36%), DuPont es más grande en la soja transgénica (36 a 28%). Tambien  hay otras áreas donde estas empresas están involucradas en los cultivos modificados genéticamente (algodón y hortalizas, por ejemplo). De todos modos, Monsanto y DuPont son los líderes del mercado de los productos genéticamente modificados.   

Conclusión
Como quedo claro, con esta nota no se busca influir en los opositores de los cultivos GM / OGM ni a los que están a favor. Ese es un debate totalmente independiente. En cambio, mi esperanza es inyectar un poco más de racionalidad en el debate, un debate en el que parece que Monsanto es el chivo expiatorio y la encarnación del mal , mientras que otras empresas como DuPont , Syngenta y Bayer logran caminar en silencio y en forma  desapercibida.

Todo lo malo que Monsanto puede haber hecho, tanto lo supuesto y  como lo real, sus rivales también lo han hecho. Cada compañía de semillas  modificadas  trabaja para proteger su propiedad intelectual, y buscan los mejores  precios por su tecnología, y cada compañía de este sector abre su cartera para tratar de influir en la opinión pública y gubernamental.  Lo mismo sucede con las empresas de tecnología, sanidad, banca y prácticamente cualquier otra industria lo hace, y lo han hecho durante décadas.

Sospecho que Monsanto es víctima de su propio éxito. Todo lo que hace es acerca de  la ciencia de los cultivos (semillas y productos químicos), mientras que es sólo una parte de lo que hacen DuPont, Dow, BASF y Bayer (Syngenta tiene una presencia relativamente modesta en los EE.UU.). De todos  modos, son muy buenos en lo que hacen.

 

Stephen D. Simpson, CFA
Nota:  En el momento de escribir el autor tiene acciones de Monsanto

http://www.investopedia.com/articles/investing/061913/why-monsanto-evil-dupont-isnt.asp

 

 

Sin comentarios para “¿Porque Monsanto es un Diablo, y DuPont no?”

Los comentarios se encuentran cerrados.