Todo el mundo piensa que Argentina está mal,… ¿cómo podemos obtener un beneficio?

Arg y el Mundo Inversiones 26.05.14

  • Comentar
  • Imprimir
  • Agregar a Favoritos

 Conducen los cantos, despliegan las banderas y venden los sándwiches choripan. Pero las Barras Bravas, no son la mayoría de los fans de cualquier club de fútbol de la Argentina. Ellos son la razón por la cual se expande la violencia  de estos Barras Bravas sobre las drogas y cervezas baratas, que se han convertido en una parte integral del fútbol argentino.

La primera vez que trabajé en Argentina, tuve una columna de fútbol para un periódico en idioma Inglés local. La violencia en el futbol estaba en un pico, por lo que escribí un artículo sobre Barras Bravas que estaban causando el problema. Lo que descubrí fue una red mafiosa dentro del fútbol de gran alcance. ¿Por qué iban a querer controlar los clubes de fútbol? Debido a la posibilidad de blanquear dinero, de hacer más por la venta de jugadores de primer nivel al exterior,… un mercado por un valor $ 228 millones en el primer  semestre de 2013.

Muchas personas creen que el resto de la economía argentina es tan corrupta y riesgosa como su negocio del fútbol. Bill Bonner, el fundador de Agora inc. (la compañía que publica The New World), es negativo sobre Argentina.

 

Estar en desacuerdo con su jefe nunca es una opción de carrera particularmente inteligente, pero a veces hay que jugarse. Aunque respeto Bill por forjar un gran imperio de los medios internacionales y concretar muchas ideas de inversión premonitorias en el camino, creo que la actual opinión no es la correcta. En promedio, mis consejos  sobre Argentina han subido en un 20% desde que empecé a escribir sobre ellos, y creo que los inversores valientes, que están dispuestos a ir contra del consenso, podrían mejorar aún más en el futuro.
Siglo de decadencia” de Argentina

Bill no es el único en golpear a Argentina en este momento. Un artículo de portada reciente de The Economist preguntó qué otros países podrían aprender de un “siglo de decadencia”, mientras que la mayoría de los principales medios de comunicación financieros británicos coinciden con una  visión similar negativa. Y para ser justos, una vez de haber  vivido y trabajado en Argentina como lo he hecho, se puede entender por qué tiene tantos detractores.
Ya he mencionado el fútbol, ​​pero en mis diversas estancias en Argentina, hay un montón más ejemplos de corrupción que asola el país y detiene el cumplimiento de su verdadero potencial. La corrupción no sólo afecta a la política, impregna casi todo lo demás.

Esta percepción, está respaldada por evidencia concreta. Transparencia Internacional ubica al país en el lugar 106 sobre177 en su Índice de Percepción de Corrupciones, mientras que las puntuaciones del Banco Mundial, en el lugar 126 de un total de 188 países en lo que respecta a la facilidad de hacer negocios. La corrupción ocurre en todas partes, pero el hecho de que sea tan endémica en la Argentina es una de las razones de que el país no siempre haya conseguido una mayor credibilidad sobre sus recursos naturales.

Otro problema, han sido los imprevisibles vaivenes políticos que han desalentado la inversión. En sólo dos décadas, los inversores en el país pasaron de ” privatizar todo lo que se mueve ” en la era del presidente argentino Carlos Menem, a la más reciente ola de nacionalizaciones, impuestos de importación y controles de precios. En última instancia, los argentinos son libres de escoger el sistema que les gusta – y ambos pueden ofrecer prosperidad. Por otra parte, los grandes inversores institucionales o de las multinacionales no tienen miedo de los riesgos. Muchos invierten en países que son mucho menos atractivos que la Argentina. Pero la única cosa que realmente no les gusta es la incertidumbre. Y en los últimos años, ha habido demasiadas  incertidumbres en la Argentina.

Tiempo después, cuando trabajaba para una revista de aceite, solía hablar con los petroleros que estaban bastante enojados con el gobierno. Habían realizado inversiones bajo un conjunto de condiciones, pero para entonces las reglas del juego habían cambiado por completo. A medida que este cambio progresaba, se llegó a una situación de pérdidas. Cuando las inversiones se secaron, ni el gobierno ni las empresas de energía estaban obteniendo ningún beneficio.

Petróleo, gas y los mercados de deuda: el camino hacia la recuperación

Se preguntarán por qué sigo viendo una oportunidad. No veo que el problema de la corrupción se resuelva en el corto plazo. Sin embargo, como he estado escribiendo desde hace un tiempo, hay signos de un cambio en la política.

Uno de los mayores problemas de la Argentina es su déficit energético. Se gasta alrededor de $ 10 mil millones en la importación de energía cada año, con el agravante  de precio subsidiado para los usuarios domésticos. Pero en el último año, el gobierno ha tomado medidas concretas para corregir esto. Un reciente fallo permite a los productores vender el 20% de su petróleo y gas en el extranjero a tasas internacionales, siempre y cuando se concreten inversiones por US $ 1 mil millones en el país, mientras que los precios del gas local también se han aumentado. Es crucial que el gobierno tenga la intención de reducir los subsidios, que se sitúan actualmente en el 5% del PIB, y que llegue a un promedio de no más del 2,5 %. El gobierno también ha normalizado su situación con Repsol – empresa petrolera española que perdió sus acciones, cuando el gobierno la expropió a manos de la enorme compañía petrolera YPF – y está tratando de atraer a otros inversores internacionales. Por ejemplo, Chevron ha firmado un gran acuerdo de gas de esquisto. Mientras tanto, la recién nacionalizada YPF ha comenzado a aumentar la producción. Todos estos son signos de que Argentina va a aumentar la producción de petróleo y gas.

Teniendo en cuenta que el país cuenta con el segundo mayor yacimiento de gas de esquisto del mundo y la cuarta mayor reserva de petróleo de esquisto, un cambio de política podría crear un auge en la energía. Esto también beneficiaría al resto de la economía, ya que el gobierno tendría menos necesidad de controlar la fuga de capitales; tendría más dinero para inversiones en infraestructura; y el gasto del consumidor recibiría un impulso. De hecho la firma consultora económica, de Capital Economics , considera que podría levantar el crecimiento de Argentina en torno al 5 %.

Otro problema de Argentina es internacional – es decir, su terrible relación con la comunidad financiera mundial. Desde su default, en 2001, el país ha sido excluido de los mercados internacionales de deuda. Mientras que el auge de los commodities se encontraba a pleno, no parecía tener importancia, pero ahora los ingresos de exportación de la Argentina están cayendo. El gobierno se da cuenta que la posibilidad de pedir prestado tiene sus ventajas. Una vez más, podemos ver signos de alguna mejora. El ministro de Economía, Axel Kicillof, presentó recientemente un plan de pago al Club de París – un grupo de acreedores de los países ricos – y se debe a iniciar las negociaciones formales en mayo. El gobierno también ha mejorado sus estadísticas de inflación, una manzana de la discordia con el FMI.

La gente dirá que Argentina tiene un rendimiento inferior por décadas. Tal vez, pero la crisis energética actual y el estado de paria internacional son en realidad anomalías en la historia reciente del país. Y cuando se resuelvan, darán un gran impulso a la economía.

 

 

 

 
Tres acciones que podrían beneficiarse de la recuperación

He estado respaldando Argentina desde hace un tiempo y hasta ahora, mis consejos argentinos lo he hecho bien. Ternium, el productor de acero, tiene un retorno total de casi un 60 % desde la primera vez que la mencionamos en agosto de 2012, mientras que Cresud terrateniente agrícola y comercial tiene un rendimiento total del 32 % desde que también la mencionamos el año pasado. Menos exitoso es la firma argentina eBay -como, Mercado Libre, que ha caído un 30 % desde que se inclinó en agosto pasado. La razón principal de la caída ha sido su exposición a Venezuela, donde el gobierno se niega a permitir que el intercambio de la firma de sus ganancias de moneda local a dólares. Es una situación complicada, y no estoy muy seguro de si el plan maestro de Mercado Libre – de la utilización de los beneficios locales para la compra de bienes raíces local – funcionará. Pero dicho esto creo que muchos de los problemas de la empresa en  Venezuela se ​​encuentran ahora en el precio.

De modo que si usted ha comprado con estos consejos, a continuación, efectivizaría las ganancias de Ternium y pondría el beneficio en Cresud y Mercado Libre. Con decir que creo que se ven bien situadas para beneficiarse de cualquier repunte de la economía argentina, me parece suficiente.

No me malinterpreten, estas empresas podrían quedar afectados en el corto plazo ya que Argentina se enfrenta a un número de riesgos. La falta de acceso a dólares del país, lo está lentamente empujando hacia una crisis de balanza de pagos y con una cosecha de soja no muy bien posicionada , los problemas de la desaceleración china o gobierno – juerga de gasto antes de las elecciones 2015 fácilmente podría inclinarlo hacia la recesión. También es posible que podamos ver una ola de huelgas que puedan perturbar la economía. Pero a medio plazo, si Argentina puede resolver su crisis de la energía y volver a entrar en el sistema financiero global, parece que va a disfrutar de una recuperación sólida.

 

Algunas personas podrían considerar más importantes los riesgos de corto plazo y huir de la posición. Pero perderían la oportunidad de comprar estas acciones a un precio inferior. Es una buena idea, pero acertar en estos temas nunca es fácil. Es por eso que creo que tiene sentido comprar ahora, sentarse y esperar a que la suerte de la Argentina mejore.

James McKeigue

The New World

Sin comentarios para “Todo el mundo piensa que Argentina está mal,… ¿cómo podemos obtener un beneficio?”

Los comentarios se encuentran cerrados.