India está eclipsando la economía de China como la más importante del BRICS

Brics 28.10.14 Inversiones

  • Comentar
  • Imprimir
  • Agregar a Favoritos

Todos los caminos parecieran que en ocasión de Diwali – el “festival de las luces” hindú – India debería emerger como la estrella más brillante en el firmamento del BRIC, que amenaza con eclipsar luminaria económica perpetua China.

 

 Mientras que la mayor democracia del planeta ha trabajado mucho tiempo en la sombra de la segunda mayor economía del mundo, la India está finalmente entrando en el centro de atención gracias a la elección de un gobierno pro-empresarial a mediados de 2014, aun cuando el crecimiento se desacelera sensiblemente en China. ¿Sera el Diwali2014 el comienzo de una nueva era de prosperidad para la economía de la India?

 

Breve historia de la economía India: 1947 – 1991

La historia económica de la India, una vez alcanzada la independencia, se puede dividir en dos fases distintas, el período de 45 años hasta 1991, cuando fue en gran medida una economía cerrada, y el período posterior a 1991, cuando las reformas económicas dieron lugar a la revitalización y el crecimiento rápido.
La India enfrento una serie de desafíos de enormes proporciones cuando se convirtió en una nación independiente y soberana en 1947, que van desde disturbios religiosos y la guerra a la pobreza rampante, bajo nivel de alfabetización y una economía destrozada.

 

Estos problemas se enfrentaron con políticas económicas con inclinaciones algo socialistas en la naturaleza y diseñadas a fomentar la autosuficiencia, al tiempo de disminuir la dependencia del país de las importaciones – para los próximos 40 años. Sin embargo, férreo control del gobierno sobre casi todos los aspectos de la economía sólo tuvo éxito en la creación de un sistema de licencias industriales penetrante, despectivamente conocida como la “Licencia Raj”, que sirvió para desarrollar la burocracia y fomentar la corrupción.

 

A pesar de estos obstáculos, la economía de la India logró un 3%/4% de ritmo de crecimiento hasta la década de 1980. De hecho, el crecimiento económico aumentó en cada década a partir de 1950 en adelante, a excepción de los años ’70, cuando la economía se vio obstaculizada por la crisis del petróleo y alcanzaron una inflación cercana a los dos dígitos.

 

La economía de la India continuó siendo cerrada a la inversión extranjera a lo largo de este periodo, situación que se puso de relieve en 1977 por la salida de multinacionales como Coca-Cola e IBM. Este éxodo se precipitó por las disposiciones estrictas de la Ley de Regulación de Divisas, y duras exigencias hechas por el nuevo gobierno de la India, como su insistencia para que Coca-Cola se asocie con una empresa india y compartiese su fórmula secreta.

 

El período posterior a 1991

 

Aunque la India había hecho algunos intentos no muy profundos de abrir su economía, a finales de 1980, esta necesidad llego a una máxima urgencia a partir de 1990, como una crisis de balanza de pagos llevó al país al borde de la quiebra.

 

El colapso de la Unión Soviética elimino al proveedor de petróleo barato de la India. Los precios del petróleo se dispararon debido a la Guerra del Golfo, las reservas de divisas de la India llegaron a menos de mil millones para mediados de 1991, sólo lo suficiente para cubrir dos semanas de las importaciones.


Con el país al borde de una crisis económica y todavía aturdido por el asesinato del ex primer ministro Rajiv Gandhi, un inesperado campeón del libre mercado surgió durante esta hora oscura que se llamó Manmohan Singh. Un economista bien considerado que se hizo cargo del Ministerio de Finanzas a partir de junio de 1991. Singh lanzó inmediatamente un ambicioso plan de reformas económicas basadas en tres pilares – la devaluación de la rupia, la disminución de los aranceles de importación, y la eliminación de los controles de las importaciones de oro (para eliminar el “hawala” o la moneda en el mercado negro). Singh también liberalizó la política de licencias industriales y relajó las reglas para las inversiones extranjeras directas.

 

Las medidas dieron sus frutos muy rápidamente, ya que la economía de la India se transformó en un centro neurálgico de TI y fue reconocida como uno de los países de mayor tasa de crecimiento del mundo.

 

 De 1991 a 2011, el PIB de la India se cuadruplicó, mientras que sus reservas de divisas se dispararon más de 50 veces, a más de $ 300 mil millones. Las           exportaciones aumentaron 14 veces a $ 250 mil millones y el índice BSE Sensex de referencia aumentó casi 15 veces en el período de 20 años entre junio de 1991 junio de 2011.
El rápido crecimiento económico también condujo a la aparición de una enorme población de clase media que tenía una insaciable demanda de bienes de consumo.

 

Un ejemplo de esta demanda fuera de control se puede ver en el crecimiento explosivo de la industria de la telefonía en la India. India tenía previamente un sistema de teléfono anticuado que dio lugar a una lista de espera de teléfono fijo que se mide en años. La reforma del sector de las telecomunicaciones y la introducción de los teléfonos celulares en la década de 1990 cambió radicalmente la industria de la telefonía. El número de suscriptores de teléfonos aumentó de 0.5 millones en 1991 hasta 960 millones en mayo de 2012, la inmensa mayoría de los cuales eran usuarios de teléfonos celulares; esto no era más que una revolución urbana sino uno rural. Como resultado, el número de teléfonos por cada 100 personas en la India aumentó a pasos agigantados, a partir de sólo 0,02 en 1950 a casi 3 en 1990, y más de 79 en el 2012.

 

La segunda ola

A pesar de estos grandes logros, la economía de la India se empantanó en los últimos años por diversos factores. Estos incluyen una infraestructura inadecuada, un deterioro de la situación financiera que se caracteriza por el aumento del déficit fiscal y de cuenta corriente, y lo más importante, los gobiernos de coalición díscolos que hacían difícil lograr el consenso para empujar, a través de las duras reformas necesarias, a la economía a un nivel superior.
Sin embargo, la aplastante victoria del Partido Bharatiya Janata (BJP) en las elecciones generales de Mayo de 2014 que llevo al partido y a su líder pro-empresarial, como primer ministro Narendra Modi, con un mandato inequívoco.

 

Los inversores confiaban en que Modi sería capaz de replicar el éxito que logro como ministro jefe del estado indio occidental de Gujarat, donde el crecimiento anual de 2003 a 2012 promedio el 10,3% , un ritmo más alto que el 7,9% de crecimiento del PIB de la India durante el mismo período. También hubo optimismo sin precedentes en que Modi, podría acelerar las decisiones sobre proyectos críticos por valor casi un cuarto de billón de dólares que habían sido paralizados por las luchas internas entre el anterior gobierno y sus socios de la coalición.

 

La segunda ola de reformas históricas puede no ser tan dramático como la primera ola que comenzó en 1991, pero tendrá efectos de largo alcance sobre la economía de la India de la misma.

 

Las medidas propuestas incluyen el desarrollo de infraestructura, la implementación de un impuesto sobre bienes-y-servicios (GST) que podría contribuir a un aumento de un punto porcentual en el crecimiento anual del PIB, y la apertura de más áreas de la economía a la inversión extranjera. Otra prioridad sería la reducción de los subsidios crecientes que había crecido cinco veces en la última década, a 2,6 billones de rupias al año.

 

 

Motores de crecimiento a largo plazo para la India

 

Dividendo demográfico: La mitad de los 1.2 mil millones de la población de India tiene menos de 25 años. En 2020, la India tendrá la población más joven del mundo, con una mediana de edad de 29 años, en comparación con una mediana de edad de 37 en China. Este dividendo demográfico podría dar a la India la mayor fuerza de trabajo y el mayor mercado de consumo del mundo.

Creciente clase media: la clase media de la India llega a 250 millones y representa uno de los mayores mercados de consumo en el mundo. Se espera que este grupo de expertos en tecnología y relativamente alto nivel de educación continúe su rápido crecimiento en los próximos años.

Baja penetración de bienes y servicios: A pesar de los avances de la economía durante el último cuarto de siglo, el mercado de la India todavía tiene una relativamente baja penetración de bienes y servicios, lo que se traduce en un enorme potencial sin explotar. Por ejemplo, en 2009, había sólo 11 vehículos por cada 1.000 personas en la India, en comparación con 34 en China, 179 en Brasil, 233 en Rusia y 440 en los EE.UU.

Una democracia en funcionamiento: Una de las mayores fortalezas de la India es que se trata de un funcionamiento vibrante y – aunque un poco caótico – la democracia, donde el electorado ejerce regularmente su derecho constitucional a echar a los gobiernos malos. El ejército de la India, uno de los más grandes del mundo, también es firmemente apolítico y se ha mantenido constantemente al margen de chanchullos políticos.

Empresas e instituciones establecidas: la India tiene un sector próspero de negocios con pymes dinámicas y grandes empresas que se están expandiendo cada vez más en el extranjero, las instituciones educativas se encuentran entre las mejores y tienen su lugar las organizaciones financieras mas competentes del mundo. El banco central de la India, el Banco de la Reserva de la India (RBI), está actualmente encabezado por Raghuram Rajan, ex economista en jefe del FMI.

 

Perspectivas futuras

Las perspectivas a largo plazo para la economía de la India son cada vez más brillantes al igual que la de sus contrapartes del BRIC son cada vez más oscuras.
El FMI proyecta en su informe Perspectivas de la Economía Mundial de Octubre del 2014, que la economía de la India se aceleraría desde un ritmo del 5,6% en 2014 al 6,4% en 2015 (véase el cuadro), impulsado por el aumento de las exportaciones y la inversión.

 

 Por el contrario, se prevé que el crecimiento de China moderaría su ritmo sostenible, desde el 7,4% en 2014 al 7,1% en 2015. Mientras que China sigue creciendo a un ritmo más rápido que la India, el diferencial de rendimiento se está reduciendo, y por primera vez en muchos años, las trayectorias de crecimiento se están moviendo en direcciones opuestas.
Las perspectivas para Brasil y Rusia son mucho menos positivas. La economía brasileña se contrajo en el primer semestre de 2014, y se prevé que crezca sólo un 0,3% en todo 2014, obstaculizado por la incertidumbre política, la confianza empresarial bajos y las condiciones financieras más restrictivas. Se pronostica según las previsiones de crecimiento del FMI rebote ligeramente a 1,4% en 2015. Rusia expone el crecimiento más lento de las naciones BRIC para 2014 y 2015, en razón de las sanciones económicas a raíz del conflicto Ucrania.

 

BRIC PBI % de crecimiento (2011-13) y proyecciones (2014-15)

 

2011

2012

2013

2014

2015

Brasil

2.7% 1.0% 2.5% 0.3% 1.4%

Rusia

4.3% 3.4% 1.3% 0.2% 0.5%

India

6.3% 4.7% 5.0%% 5.6% 6.4%

China

9.3% 7.7% 7.7% 7.4% 7.1%

 

Conclusiones

El FMI prevé que la India se convertirá en una economía de US $ 2 billones en 2014 – el décimo más grande en el mundo – y cruzará el umbral de $ 3 billones de dólares en 2019, lo que haría la séptima mayor economía del mundo. Pero mientras que el pronóstico a largo plazo es muy positivo, el aumento del 26% en lo que va de 2014 en el índice de la EEB Sensex – que alcanzó un nivel récord de 27.354 en septiembre 2014 – ha hecho que su valuación este entre las más altas en el espacio de los mercados emergentes. Sin embargo, para los inversores que se sienten cómodos con los riesgos inherentes a los mercados emergentes, la India representa una opción de inversión atractiva en un retroceso, que bien podría ocurrir si Modi es incapaz de seguir adelante con las reformas con la mayor rapidez que los inversores esperan.

Elvis Picardo, CFA

http://www.investopedia.com/articles/investing/102214/india-eclipsing-chinas-economy-brightest-bric-star.asp

 

Sin comentarios para “India está eclipsando la economía de China como la más importante del BRICS”

Los comentarios se encuentran cerrados.