Perspectivas del 3T: El futuro de la energía solar



  • Comentar
  • Imprimir
  • Agregar a Favoritos

 

Si nos basamos en nuestra afirmación de que los tipos de interés se irán normalizando lentamente en los próximos años, la Bolsa sigue siendo aún el tipo de activo más atractivo. De acuerdo a los diferentes países, nuestro modelo sigue viendo en Rusia, China, Corea del Sur, Singapur y Austria los mercados más baratos del mundo, entre los 44 en total que analizamos. Por contraste, los mercados más caros son los de la India, México, Filipinas, Indonesia y Grecia.

Considerando que la energía es el tema estrella de estas perspectivas, vamos a echar un vistazo a los dos sectores más interesantes de los mercados de la energía, la exploración y producción tradicional, y la energía alternativa.

 

Las dificultades que afronta el petróleo integrado

 

Las compañías de petróleo integradas globales han arrojado unos resultados significativamente inferiores al resto en esta recuperación, tras subir un 85% desde el mínimo de 2009, en comparación con la subida del 167 del índice S&P500.

Las 15 mayores empresas petroleras integradas operan a una media de un PER a 12 meses de 12,1x en comparación con el nivel de 16,1x del S&P500, por lo que este sector opera con un descuento considerable.

La mayor parte del descuento en la valoración se explica por el retorno del capital inferior y la tasa de crecimiento inferior a la media.

Entre las principales petroleras integradas, destacan dos acciones por su precio relativamente barato, pese al riesgo normativo y la titularidad pública: Petrobras y Sinopec. Ambas cotizan con un ratio precio/valor contable a 12 meses reducido en relación al retorno de la inversión en comparación con otras grandes petroleras.

Es probable que las petroleras integradas vayan a arrojar peores resultados en el futuro por la ralentización de la demanda de petróleo en la mayoría de los países desarrollados.

Pese a cotizar con un descuento respecto del mercado global, y atraer probablemente la atención de los inversores de valor, nosotros creemos que existen problemas estructurales en la base de dichos resultados, y esas dificultades estructurales tardarán en solventarse.

 

Incluso, China se espera que experimente una ralentización del crecimiento material en su demanda de petróleo. El incremento del suministro de los Estados Unidos por el boom del gas no convencional (shale gas) también es un factor importante que justifica los bajos precios previstos del crudo que seguirá frenando el retorno del capital y ralentizando el crecimiento de los beneficios.

Las principales petroleras integradas también están sufriendo para aumentar la producción en este escenario de demora de los proyectos y aumento de los costos de desarrollo.

Por último, los gobiernos de todo el mundo están apostando fuerte por la energía alternativa, como la solar, y ofrecen subvenciones por vehículos eléctricos que reducirán, a largo plazo, la demanda de petróleo.

 

El futuro es solar

 

La energía solar ha pasado de ser una industria incipiente a un negocio de miles de millones de dólares y en rápido crecimiento, con una impresionante tasa anualizada del 36% desde 1995.

En 2013, los megavoltios instalados aumentaron en un 40% hasta los 141.885 MV. A medida que la industria ha incrementado la capacidad, el progreso tecnológico ha ido impulsando los precios medios a la baja de los módulos solares de silicio.

En concreto, han bajado un 65% desde principios de 2010. Esta presión bajista extrema sobre los precios está animando sin duda la demanda y aumentando la competitividad de la energía solar frente a las de otras fuentes. Esta evolución no tiene parangón en el sector de la energía alternativa, pero también es la razón de que creamos que este tipo de energía será la fuente alternativa que prevalecerá en el futuro.

Sin embargo, la rápida caída de los precios entre los años 2010 y 2012 ha dejado bajas para sus acciones entre la mayor parte de las compañías del sector solar y sus proveedores.

Cuando los precios caen un 32%, como ocurrió en 2012, se requiere un incremento de la productividad o al menos un aumento similar del volumen para mantener la rentabilidad. Esto ha resultado muy complicado para muchas compañías del sector.  Pero ahora que los precios de los módulos se han estabilizado más en 2013 y 2014, las expectativas de beneficios están empezando a apuntar al alza para la mayoría de los agentes de la industria de energía solar.

Puesto que este sector está creciendo extremadamente rápido y el progreso tecnológico está avanzando año tras año, resulta imposible predecir quién será el ganador en este sector aún emergente.

Nosotros somos muy alcistas respecto de la energía solar. Sin embargo, como sería prematuro elegir a un ganador, recomendamos a los inversores que adquieran exposición a largo plazo en el sector solar, a través del Índice del ETF Guggenheim Solar, que replica el Índice del Sector Solar Global MAC.

 

Las posiciones de este fondo cotizado están repartidas entre los fabricantes de los módulos, las compañías de instalación y los proveedores a lo largo de la cadena de producción.

Peter Garnry  – Head of Equity Strategy / Saxo Bank

https://latin.tradingfloor.com/articulos/perspectivas-del-3t-el-futuro-de-la-energia-solar

Sin comentarios para “Perspectivas del 3T: El futuro de la energía solar”

Los comentarios se encuentran cerrados.