El sueño de perpetuarse en el poder una realidad

PODER

  • Comentar
  • Imprimir
  • Agregar a Favoritos

¿Los argentinos tomamos conciencia que es la primera vez que un partido político gobierna tres mandatos consecutivos?

Este hecho nunca sucedió en nuestra historia política. Ni Perón, ni Menem, ni inclusive las dictaduras militares. Es el momento de analizar los resultados. La persistencia en el gobierno, ¿sedebió a una idea, a un modelo a largo plazo?, o como muchos analistas explican la base de la permanencia esta en un cuidado discurso (relato), en donde la palabra representa la realidad, sin necesariamente que la realidad este representada.

En el transcurso de estos tres periodos, tal vez por lo increíble de la situación, nos hemos olvidado (o el discurso nos llevo a la distracción) del ABC de cualquier proyecto de largo plazo.

Hemos aprendido en nuestra vida cotidiana que para alcanzar un objetivo o meta a lograr, debemos planificar, proyectar. Definir el camino que nos de posibilidades de éxito. Desde ya que este método no garantiza el logro. Pero, claramente definimos de donde partimos y a donde queremos llegar. Esto nos permite, usando el sentido común y la realidad corregir errores.

 

Recordemos el punto de partida

 

En el 2003 veníamos de una crisis, con violenta devaluación, desempleo y caída del PBI. Atrás de todo esto teníamos la espada de Damocles, que era la deuda externa defaulteada. Del punto de vista favorable, teníamos un tipo de cambio beneficioso para exportar, valorización internacional de nuestros  commodities y un parque industrial paralizado pero en condiciones de funcionar. No había inflación y las reservas del Banco Central eran liquidas. Si bien no se explicito claramente un Plan, había un orden de trabajo que permitió salir de la crisis, recuperar tiempo perdido y sentar las bases para un plan de desarrollo sostenible. No tenemos mas que mirar los países que nos rodean (Brasil, Colombia, Chile, Perú, Uruguay), que aprovecharon las mismas oportunidades de la situación económica global que también estaban a nuestro alcance.

 

El medio tiempo

 

La realidad siguió fluyendo con cierta facilidad. Muy poca inflación y todavía teníamos en accion los superávits gemelos. Los precios de la soja seguían altos y muy requeridos en el exterior. Pero en este periodo que se iniciaba (2007) diría que se sentaban las bases de lo que mas tarde se generalizo con el nombre de “relato”. No creo equivocarme si afirmo que el punto de quiebre fue el desorden creado con la Resolución 125, que si bien no fue aprobada crispo e hirió al Gobierno.

Comenzó a ser mas claro el “modelo”. Inclusión social, a través de incremento de todo tipo de subsidios y congelamiento de tarifas. De producción ni que hablar. En vez de poner en marcha el País, para dar de comer dignamente a todos los argentinos a través del trabajo y la inversión, les informábamos que nuestro crecimiento económico era ejemplo para el mundo. Hasta Obama era un seguidor de Perón.  Por supuesto que las cosas comenzaron a cambiar. Crisis mundial mediante (2008),  inflación, déficits, y estancamiento.

Antes de seguir el razonamiento, tengamos presentes unas cifras que definen el crecimiento a tasas chinas:

-          PBI en dólares (millones)

1998         2000                 2001             2002                2005              2011            2012 *

298.948      276.173          268.697       101.455          177.340         472.815         281.633

-     Per capita

8278        7671                  7170             2675                 4512             11257              6705

- Fuente: INDEC y FMI –

* Estimación propia: Se repite PBI 2011 y se aplica tipo de cambio u$s 6.90

 

El tiempo actual

 

Este “modelo” si bien nunca explicitado, se basa en una especie de declaración de principios. Desde el mayor cargo del Gobierno, la Presidenta, nos da clases por cadena nacional, muchas veces nos reta, y nos explica porque estamos equivocados y que la vida es linda gracias a su gobierno y sobre todo a ella. Desde ya que todos nuestros males se deben al neoliberalismo, lo explica muy bien, también se dedica a inaugurar obras (hasta tres veces la misma) que reafirman nuestro progreso. Que Colombia casi ya supero  nuestro PBI, es seguramente una mentira de Clarín,…y por qué no de Colombia también.

Sin embargo, datos públicos de la realidad nos muestra otra cosa.

Como la situación económica se ha complicado ostensiblemente, la solución que se aplica es la de controlar todo. Evidentemente esta idea no es muy original y no tiene nada de modelo de desarrollo económico.  Los que tienen la peregrina idea de que hay inflación no están en lo cierto. Basta ver las estadísticas del INDEC para comprobar que la inflación anual, en los últimos años no supera el 10 %. El aumento de productividad de la economía Argentina  esta demostrado en los aumentos salariales que año a año aumentan en el orden del 20-25 %. ¿De donde se puede otorgar dichos aumentos sino es con un aumento de la productividad?

Pero, si no le damos mayor atención al relato, nos chocamos con otra realidad. Tenemos poca carne, cara y no exportamos (Uruguay exporta mas que nosotros y Brasil es el principal exportador mundial). El agro, prácticamente solo siembra soja, y para el poco trigo y maíz tenemos que pedir permiso para exportar.  Concretamos expropiaciones para que en vez que pierdan los privados, comencemos a perder nosotros. Pero dichas empresas  son nuestras, nacionales y populares. Tratamos de desarrollar la confiscada YPF, y después de un trabajoso arreglo (nadie cree en nuestro país) se logra un acuerdo con  Chevron. Pero, por un reclamo de daño ambiental de Ecuador, (Chevron ya no tiene  bienes en ese país) se embargan bienes de la Empresa. ¿No existirán otros caminos? Me ´parece difícil hacer negocios en estas condiciones.

En definitiva, este “modelo”, si es que existe, ¿que nos dejo? Solo enunciados  de bienestar pero, tenemos inflación, no tenemos energía (gracias al viva la Pepa, de los subsidios, los que compraron aires acondicionados no lo pueden usar); no hay inversión privada, no hay dólares; los ferrocarriles están colapsados; no se hacen rutas y la presión impositiva es insoportable. Pero Aerolíneas Argentinas es Argentina, YPF es Argentina y todos vemos Futbol para todos. Tenemos a la Anses que nos financia todo y tenemos en el Banco Central pagares del Gobierno. Diría que no necesitamos nada más.

Lo que si estoy convencido, que no hay modelo. Solo tenemos un relato consistente con las palabras del Gobierno, que representan lo que nos quieren  hacer creer.

 

Lo que vendrá

 

Para las reflexiones  finales transcribiré algunos párrafos del economista Juan Rappoport publicados el diario La Nación del pasado 23 de Enero.

“Pesada Herencia. Concentrado en lo inmediato, el kirchnerismo dejara el país con un legado de desequilibrios políticos, económicos y sociales que reclaman visiones de largo plazo y que, con la mira en el 2015, deben empezar a debatirse ya.”

“…ninguno de los gobiernos propuso estrategias de largo plazo. Todos respondieron con el inmediatismo…” “Fueron diez años en que el largo plazo no existió. Y, lamentablemente el largo plazo llego. Y ahora nos esperan tres años en los que los desequilibrios generados por ese inmediatismo seguirán siendo enfrentados con mas inmediatismo”.

“No es sencillo desarmar ese entramado que empieza con la inflación, sigue con el retraso cambiario y con subsidios espiralizados, continua con el cepo y la restricción de las importaciones, sigue con la perdida de competitividad y  termina en asistencialismo clientelar y en la perdida de calidad democrática”.

Sin comentarios para “El sueño de perpetuarse en el poder una realidad”

Agregar un comentario.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.