Dólares estadounidenses van a inundar Cuba. Estemos preparados para obtener beneficios



  • Comentar
  • Imprimir
  • Agregar a Favoritos

A través de los años la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos ha intentado todo tipo de formas extravagantes de asesinar a Fidel Castro, desde cigarros explosivos, cocteles envenenados hasta trajes de neopren tóxicos Incluso se sobornó a su amante de envenenarlo, pero en el último momento, ella se echó atrás.

 

Afortunadamente, para Castro todos los esquemas de ataque no tuvieron éxito.

 Tras el fracaso de estos planes, los sucesivos presidentes estadounidenses han tenido que aprender a tolerar Castro. Sin embargo, mientras que los EE.UU. no fue capaz de cambiar al hombre, determinó hacer su vida lo más difícil posible. Desde que nacionalizó los intereses comerciales norteamericanos en 1962, los EE.UU. han mantenido un estricto embargo comercial contra Cuba.

 

Pero los tiempos van cambiando. Justo antes de Navidad, Barack Obama y Raúl Castro (hermano de Fidel) conmocionaron al mundo. Anunciaron un deshielo en las relaciones que permitan un mayor comercio entre los dos países. El significado político de la medida es enorme. Invierte uno de los principios centrales de la política exterior de Estados Unidos en el último medio siglo.

También es un gran problema para los inversores. Esto llevará a una inundación de dinero de Estados Unidos a Cuba y el potencial para grandes ganancias. De hecho, he encontrado un solo fondo que deberían ayudarnos a hacer dinero de este cambio histórico.

 

 

Cuba: Nuevo destino de vacaciones favorito de Estados Unidos

Al principio, el embargo comercial de Estados Unidos en Cuba era sólo una política, que repitieron todas las administraciones. Muchos esperaban que los EE.UU. iban a cambiar de rumbo después de la caída de la Unión Soviética en 1991, sobre todo cuando otras naciones occidentales comenzaron a comerciar con Cuba.

Pero en 1996, cuando la fuerza aérea cubana derribó dos aviones que llevaban activistas anticastristas a una base de Estados Unidos, dieron un paso más y profundizaron el embargo a través de la Ley Helms Burton.

Eso es importante porque significa que el gobierno de Obama tiene algunos límites a lo que puede acordar con Raúl Castro. Con los republicanos que controlan el Senado y el Congreso, sería imposible que Obama pueda revocar la ley. Sin embargo, en uso de su poder presidencial del decreto ejecutivo, ha logrado acordar un acuerdo histórico con su homólogo cubano.

El acuerdo define los productos estadounidenses a exportar a Cuba – especialmente, material para la construcción de viviendas, maquinaria agrícola y equipos de telecomunicaciones.

Mientras tanto las empresas estadounidenses podrán hacer negocios con empresas cubanas en alta mar y el límite de las remesas a Cuba se incrementó de $ 500 a $ 2.000 por trimestre.

Para los turistas, tema de suma importancia, se han relajado las restricciones de viaje. En teoría, la ley estadounidense sigue prohibiendo el turismo en general, pero un montón de nuevos visitantes van a utilizar una de las 12 nuevas categorías de visitantes que se han creado, por ejemplo, académicos.

 

Seguramente, el acuerdo va a tener un gran impacto en la economía cubana. Las medidas anteriores pueden parecer no tan importantes, pero van a ser un gran cambio para el país.

La economía de Cuba necesita desesperadamente modernizarse

Medio siglo de embargo llevo a Cuba a una imperiosa necesidad de dólares y de tecnología que de otro modo habría obtenido con relaciones abiertas con los EE.UU.. Cuba trató de contrarrestar los efectos del embargo con el apoyo económico primero de Rusia y después de Venezuela.

Ambos países dieron generosa asistencia a Cuba, pero su economía ha seguido subdesarrollada para los estándares regionales. De hecho, se estima que en el último medio siglo, el embargo de Cuba costó $ 1.1trillion.

Como resultado, la economía de Cuba no está en buena situación, con una productividad muy baja en varios sectores. Una mejor relación con los EE.UU. podría ayudar a aliviar sus cuellos de botella y lograr un rápido crecimiento.

Tal vez el mayor cuello de botella es la agricultura, donde Cuba importa el 60% de sus necesidades alimentarias. Con la tecnología de la agricultura moderna, Cuba podría fácilmente aumentar la producción agrícola.

Las redes de transporte y de comunicación de la Isla también son anticuadas, razones de la bajísima productividad para toda la economía. En particular, una penetración de Internet es del 5 %, una de las más bajas del mundo.

 

La energía es otro problema. Cuba ha dependido durante mucho tiempo de las importaciones subvencionadas procedentes de Rusia y Venezuela, pero los geólogos creen que podría ser el hogar de ricos yacimientos de hidrocarburos. Hasta ahora, las empresas europeas han sido incapaces de encontrarlo, pero las compañías petroleras estadounidenses pueden tener más éxito.

Finalmente, el aumento en el límite de remesas proporcionara una importante fuente de divisas para la isla endeudada.

Evidentemente no va a ser tan fácil, está claro que hay algunos desafíos. El más obvio es la política. El lobby cubano-americano en los EE.UU., que se compone de los exiliados que huyeron de la Cuba de Castro, están indignados por el tratado y apuestan a lograr que no se cumpla.

Del mismo modo, todavía hay algunos republicanos que se preocupan por el comunismo en el mundo e imaginan a Cuba como una especie de amenaza. Por la parte cubana, tenemos que recordar que es un Estado de partido único dirigido por una persona de 83 años de edad. La transición del poder, que deberá ocurrir en algún momento, podría llevar a la inestabilidad.

Pero a pesar de estos inconvenientes, nada hace pensar que no se seguirá profundizando hacia la mejora de las relaciones.

 

¿Cómo podemos aprovechar el crecimiento de Cuba?

El aumento del comercio con los EE.UU. debe ayudar a impulsar la economía cubana en el mediano plazo. Sin embargo, hay otro elemento de este acuerdo que debería proporcionar más rápidos retornos para los inversores: turistas americanos.

El tratado podrá dar un gran impulso a la ya floreciente industria turística de Cuba. Hasta ahora, los hoteleros de Cuba no han podido beneficiarse del hecho de que su paradisíaca isla está a sólo 140 kilómetros de distancia de la tercera mayor fuente de gasto turístico del mundo. Ahora pueden.

El viernes pasado el gobierno de Estados Unidos dio a conocer los detalles de las nuevas reglas de turismo, que entraron en vigor inmediatamente. Básicamente cualquier empresa u organización de Estados Unidos ahora pueden organizar excursiones de un grupo de Cuba. En teoría, tienen que caer en una de las 12 categorías de visitantes, pero las categorías son amplias y los analistas no esperan que se hagan cumplir rigurosamente. Por otra parte las paradas y los controles legales, que fueron utilizadas previamente para disuadir a los estadounidenses de viajar a Cuba, también se han caído.

El acuerdo también hace que sea más fácil para las empresas estadounidenses apoyar el turismo. Las aerolíneas estadounidenses ahora podrán ofrecer vuelos regulares a Cuba – hasta ahora era sólo charters especiales. Las aerolíneas de Estados Unidos se han apresurado a reaccionar con United Airlines, Delta Airlines y JetBlue Airways todo afirmando que están dispuestos a abrir los servicios regulares de Estados Unidos a Cuba.

Otro impulso para la industria turística de Cuba es que los bancos estadounidenses también se les ha autorizado el derecho a operar con empresas cubanas, lo que significa que los ciudadanos estadounidenses podrán usar sus tarjetas de crédito en Cuba.

Entonces, ¿cuáles pueden ser las inversiones?

 

Si Cuba despega, el siguiente fondo será el primero en beneficiarse

La reacción del mercado de valores inicial para el acuerdo fue optimista, con las acciones de varias empresas que cotizan en EE.UU.. Las empresas de construcción y cruceros, centrados en Florida recibieron un pequeño impulso del acuerdo.

El mayor ganador, aunque fue el Herzfeld Caribbean Basin Fund (Nasdaq: CUBA), que se valorizo el 100%.

El entusiasmo inicial por el acuerdo cayo, y el fondo se ha contraído a un 40%.

Creo que ahora es un buen momento para comprar.

El fondo invierte en empresas de la región que se beneficiarían de un resurgimiento de Cuba. Por lo tanto, posee Copa aerolínea regional y deberían beneficiarse si hay un auge del turismo en Cuba. Otras participaciones incluyen Royal Caribbean Cruises y un productor regional de bebidas gaseosas, Coca Cola Femsa y productor regional de cemento Cemex.

Y mientras que el fondo aún no está autorizado a poseer nada directamente en Cuba, sin embargo, su fundador ha prometido empezar a invertir directamente cuando las normas estén más firmes.

 

El camino de Cuba hacia la prosperidad es probable que sea lleno de baches, con un montón de vueltas y revueltas a lo largo del camino. Pero en el largo plazo, el aumento del comercio con los EE.UU. va a impulsar la economía y este fondo es la mejor manera de jugarlo.

 

James McKeigue – Panamá

The New World

 

Sin comentarios para “Dólares estadounidenses van a inundar Cuba. Estemos preparados para obtener beneficios”

Los comentarios se encuentran cerrados.